Cachamai es una marca de infusiones argentina, principalmente de con hierbas y yerba mate compuesta, que se comercializa bajo el nombre Cachamate. La empresa, que lleva el nombre de Cachay S.A, fue fundada hace más de 50 años y en 2005 fue adquirida por el Grupo Werthein.1 Su logo, el símbolo del “burrito”, se ha convertido en un ícono distintivo de sus productos.

El significado de Cachamai en quechua es “hierbas que hacen bien” y hace referencia a que, antiguamente, recolectar las hierbas que crecían en las zonas serranas y andinas de la Argentina sólo era posible con ayuda de burros, que bajaban de las sierras con la cantidad de hierbas suficientes como para abastecer a los pequeños pueblos de la zona. El personaje de la marca hace referencia a esta costumbre.2

La sede central de la empresa está ubicada en el barrio de Núñez, Ciudad de Buenos Aires, mientras que la planta de producción está en Villa Gobernador Gálvez, en las afueras de Rosario, provincia de Santa Fe.

La materia prima que utilizan para elaborar las infusiones proviene de centro y norte de la Argentina, en especial de las Sierras de Córdoba.

En la actualidad, Cachamai lidera el mercado de tés con mix de hierbas, un subsegmento del mercado del té. Por su parte, Cachamate, junto con su principal competidor local, componen el 70% del mercado argentino de yerbas compuestas. Esto implica un volumen de ventas anuales de alrededor de 18 millones de paquetes de Yerbas Cachamate, y más de 3 millones de paquetes de Té Cachamai en el ámbito local.3

En la Argentina, Cachamai se ha convertido en un genérico de su categoría, por lo que los consumidores, al querer hacer referencia al té digestivo, lo llaman “Cachamai”.4

Tanto Cachamai como Cachamate son comercializadas en el exterior, en países como Chile, Estados Unidos, China, Hong Kong y Japón.5