La Yerba Mate Kurupí Clásica pasa por un proceso de estacionamiento en el cual adquiere sabor y características propias inconfundibles, indicado para los consumidores con paladar exigente, que aprecian saborear un buen mate o tereré.

La yerba mate posee propiedades estimulantes, tónicas y diuréticas. En las hojas, tallos y en sus infusiones se detectaron cantidades considerables de potasio, sodio, magnesio y manganeso, además de vitaminas A, B1, B2 Y C, riboflavina, caroteno, hierro, calcio y proteínas.